4 feb. 2015

En busca de lo nuevo.

Otra vez, como un buscador incansable, inicio una nueva etapa. Distinta a todas, pero con la misma esencia. Esta vez acompañado de una gran mujer, una mujer libre y con ganas de aprender a volar mas alto. Maite.

Se trata de desafiar mis límites y encontrar el camino dentro de mis adentros. Ir al borde y respirar y encontrar en el aire, respuestas y misterios. Hacer el viaje y que mi vida en algún momento sea un recuerdo fugaz, de un soñador de turno, con espíritu aventurero! Correr tras lo desconocido y abandonarme en su incertidumbre.

Homenajear esta tierra de la cual somos sus tripulantes, viajando.
Estamos de paso, somos un instante y cada segundo esta compuesto de magia. Con esta certeza saltamos a una aventura del otro lado del mundo, con el fin de aprender, crecer, mirar, jugar y volar. 

Contento de volver a despegar y que el viento nos lleve.
Como dice un amigo.
“Deja la ciudad el niño, rumbo hacia el viaje, a encontrar las olas, prospero a evolucionar.
Deja atrás todo lo perdido en el pasado, mirando hacia delante solo se encuentra con sus ojos…”

Despojarnos del peso y ser los dueños de nuestro sueño. Ir ligeros como el agua de río, sin cargas, solo con la certeza de que adelante nuestro esta la vida. Disfrutar de los momentos, ya que si nos perdemos los momentos nos perdemos la vida.

Este sabado 7 de febrero, partimos rumbo a Australia. Gracias vida por estar!


Estamos despiertos!

Benja.-