31 may. 2012

¿Qué es la sincronicidad?



Últimamente resuenan en mi cabeza algunas palabras que me gustaría tratar de entender. A veces una buena manera de fijar un concepto, es bajarlo a un papel o en su defecto a un Word!

Estas palabras vienen haciendo ruido y son cada vez mas frecuentes en mi cotidianeidad. Ellas son: coincidencias, sincronicidad, destino, suerte, casualidad, causa-efecto, causalidad, entre otras.

Que palabras no?? Nunca les pasó que no saben como definir algo que les suele pasar a menudo, hasta que alguien le da un nombre o leen al respecto sobre ese fenómeno?
Por ejemplo, hay una palabra que me identifica bastante que es la resiliencia.
He vivido algunas situaciones en mi vida, que se relacionan con el dolor, el sufrimiento y la tristeza, y por lo general frente a estas situaciones yo me hacía mas fuerte, no mas macho, esas son boludeces, pero si me fortalecía frente a estos sucesos.
Una definición wikipédica dice lo siguiente acerca de esta palabra: 
el término resiliencia se refiere a la capacidad de los sujetos para sobreponerse a períodos de dolor emocional y traumas. Cuando un sujeto o grupo (animal o humano) es capaz de hacerlo, se dice que tiene una resiliencia adecuada, y puede sobreponerse a contratiempos o incluso resultar fortalecido por los mismos.

Esto a mí me pasaba en ciertas ocasiones y no sabía como llamarlo, siempre me daba vueltas en la cabeza esto que me ocurría, hasta que lo leí en algún libro y ahí le puse palabras a eso que me sucedía y pude aprender de que se trataba.
Es importante entender nuestros comportamientos, o porqué suceden, ya que cuando esto ocurre y una sabe que significa tal o cual reacción, es mas fácil enmarcarlo en nuestra lógica de pensamiento y de esta manera comprender porque pasa lo que pasa o que significado tiene.
Al menos a mi me ayuda saber que esa fuerza que me salía vaya a saber uno de donde, se denomina resiliencia. Ahora entiendo el marco vivencial desde una perspectiva más total, más gestalt.

Luego de esta pequeña introducción, me meto de lleno en el tema…
A partir del viaje junto con Tana y Cesar, empecé a madurar un concepto que todavía, está en cocción, pero que es hora de compartirlo y en unos meses ver como evolucionó.

Muchas, y cuando digo muchas es muuuchas, cosas han pasado en estos últimos tres años, que me hace creer que hay algo muy superior, muy inteligente y copado que hace que las cosas ocurran de una manera tan asombrosa, que por momentos me resulta incrédulo creer que puede llegar a ser real.
Esto abarca desde banalidades efímeras hasta acontecimientos impensados, casi milagrosos e incluso mágicos.
Solo contar algunos de estos episodios es suficiente para luego desarrollar el tema.

Desde el extraordinario caso de Bob (que fue tal vez de las enseñanza mas grandes que me ha tocado vivir), donde este hombre nos levanta luego de un largo dedo en Alaska (alrededor de un día) y nos invita a desayunar a su humilde casa, ya que si bien no iba hacia donde nosotros deseábamos, vivía a pocas cuadras de donde nos encontrábamos.
Luego de intercambiar palabras y contar nuestro viaje hacia el Magic Bus, este ser humano alado, (con una manera de ver el universo muy particular) decide pagarme, todos los pasajes de avión hasta Buenos Aires con el simple argumento de que el universo así funciona!
Bob, con quien todavía estoy en contacto, solo se remitió a argumentar que el universo está en un constante equilibrio y que había visto en nosotros esa magia pura, y ese disparador había sido suficiente para frenar en la ruta donde nos encontrábamos, y que todo esto desenlace en lo recién mencionado.
Esta historia resumida a rajatabla, es una muestra vivencial, de la magia del universo, de la causalidad, de la sincronicidad, que mas adelante hablaré.

Por otro lado un cuento también sorprendente, es nuestra amistad con Álvaro, que surge un día en que Tana le ofrece desinteresadamente papas fritas (Tana dejó comida en el plato? increíble no, pero real ja) y unas semanas después de este episodio, surge una invitación de su parte, para navegar el Mar Caribe en una aventura muy loca que duró alrededor de dos meses! Que impensado, quien diría que unas papas fritas nos iban a llevar a cruzar el Caribe en un velero!!!

O también una vez estando en Minnesota, y luego de una jornada de laburo dura de verdad (demoler una cocina a martillazos) decido ir por una cerveza, y dió la casualidad, sincronicidad, o como les guste llamarlo que me siento en la mesa con una conocida de la mujer de mi primo que vive ahí, y luego de contarle a esta chica (Ann) que estábamos medio desesperados por la idea de tener que viajar a Seattle en bus (cabe aclarar que es un viaje muy largo en un Bondi parecido al 203 o el 60 en lo que refiere a comodidad), ella me sorprendió al decirme que en un par de días estaba saliendo sola en auto y que no tenía problemas en llevarnos. La historia termina nosotros haciendo un road trip espectacular de tres días frenando en lugares muy lindos del norte de EEUU.

En fin, algunas de miles de historias que me van ocurriendo y que van haciendo de mi vida un cuento entremezclado donde parece que es uno de esos libros que eliges tu propia aventura! Todo el tiempo me topo con situaciones inesperadas.
Lo loco de todo esto, es que atrás de una sincronicidad, o causalidad, casualidad, causa y efecto, o como les guste, siempre lo que ocurre es sorprendente y totalmente impensado.

Recuerdo una anécdota reciente que de casualidad pasé por la oficina de un amigo para charlar un rato, y de casualidad ahí se encontraba una persona que yo conocía lo justo y necesario como para saludarlo y de casualidad le dije que percibía en el muy buena energía, y de casualidad ese comentario le sorprendió y de casualidad surgió una charla muy interesante que desenlazó en la casualidad de armar un proyecto juntos en el que de casualidad estamos trabajando y de casualidad también sumé a otro amigo mío que de casualidad se copó y en esa casualidad estamos trabajando.

Muchas casualidades, no?? para una simple decisión de pasar a saludar a un amigo que ni siquiera entra en este cuento, pero que sí fue el nexo para que ocurra. Algo más tiene que haber. No puedo ser que la vida sea una casualidad, claramente hay un fenómeno que se ocupa de que estas cosas ocurran y con una trama atrapante.

Hace poco leí que los chamanes andinos tenían otro tipo de tiempo.
Nosotros conocemos y vivimos por medio del tiempo lineal, el que marcan las agujas del reloj.
Este grupo de chamanes haban de un tiempo circular, el cual es mucho más difícil de entender, ya que es ajeno a nuestro paradigma del tiempo. Pero entender o empezar a creer en esta teoría es un buen inicio para empezar a hablar de la sincronicidad.
Todavía no tengo una definición armada sobre esta palabra, pero de alguna manera creo que es una fuerza invisible, que atrae hacia nosotros determinados disparadores, que en caso de estar alertas y despiertos y entender estos mensajes codificados, vamos a tener la capacidad para poder descodificarlos y darle un sentido más pleno a nuestras vidas.

Volviendo a lo que los chamanes andinos decían sobre la sincronicidad, que se da en el tiempo universal, lo que hace es unir aspectos del pasado y del futuro para dar una respuesta a nuestro presente.
Por su parte, Eduardo Zancolli en uno de sus libros (El misterio de las coincidencias) habla sobre el experimento de pensamiento ERP (por sus autores Einstein, Podolsky y Rosen) y dice lo siguiente:
Si dos partículas (fotones o electrones) se originaron en el mismo estado cuántico, las mismas estarán siempre ligadas aunque se encuentren separadas entre ellas por distancias astronómicas. Se comunicarán la información entre ellas a velocidad incluso superior a la luz. Ambas partículas responderán por igual, a pesar que se esté midiendo solo una de ellas, y aunque se encuentren en lugares opuestos del universo…

Esto, me hace pensar y creer muchas cosas. Pero quizás la que más me gusta creer es que las cosas que nos ocurren, que me ocurren, es debido a que tanto a mi como a la otra parte, o las otras partes, nos está afectando una partícula en común y hace posible la sincronicidad o la tan conocida causalidad.

A esto le sumaría otra cosa que dice Ervin Lazlo:
A pesar de que todas las cosas están conectadas en este universo, no están conectadas en el mismo grado: lo parecido está más conectado a lo parecido, que a lo diferente.

Estoy muy de acuerdo con estas definiciones ya que soy un convencido que la energía similar atrae energía similar. Es como que están vibrando en un mismo campo y por eso se entrelazan, se encuentran. No así con energías de diferente vibrar que quizás nunca se crucen en nuestras vidas.

Y la vida se da a través de estas sincronicidades. Que diferencia le encuentro con la casualidad?? La siguiente anécdota es muy buena para entender la diferencia:
En una entrevista a Zancolli cuenta una historia real, que dice que a principios de septiembre del 2000 o año próximo nevó en Mar del Plata. Sería una casualidad estar ese día ahí y vivenciar ese fenómeno totalmente atípico. Eso sería una casualidad ya que ocurre algo inesperado en el momento en que uno se encuentra ahí, pero es lo que es y nada mas.
Ahora bien, cuenta Zancolli que tiempo después en una de sus charlas se le acercó una persona y le contó que estaba muy mal, hace ya varios años medicada con tratamiento psiquiátrico, que había tenido varios intentos de suicidio y que la familia sin saber ya que hacer, propone un viaje a Mar del Plata. Cuenta que venían hablando en el auto con la familia, y que en eso ella dijo que la única manera de poder salir de esto era recibir una señal, y algún familiar le pregunta que señal necesitaba, y esta chica dice, que nieve ahora en Mar del Plata, lo cual era impensado y porque no imposible. El final de este cuento está filmado, y se puede ver la cara de ella cuando se pone a nevar y como a partir de esa situación su vida dio un vuelco enorme y se transformó en una persona llena de luz.

Con esto lo que intento comunicar es que muchas veces lo que nosotros vemos como una mera casualidad en otros es un acontecimiento trascendental. La enseñanza acá también es que muchas veces las sincronicidades no ocurren en nosotros, sino que hay que mirar a nuestro lado, que todo el tiempo una persona puede ser sorprendida con un episodio sincronístico.

Cuando uno se sumerge en un tema de lleno, de repente percibe con mucha mas claridad situaciones relacionadas con ese asunto.
Y en este sentido, esta bueno empaparse de este tema, es un tema muy lindo, lleno de misterios.
Últimamente me estuve preguntando cual es el fin último de una sincronicidad. Es decir, porque y para que ocurre? Luego de pensar en esta repuesta, me di cuenta que todo lo que nos ocurre es producto de alguna sincronicidad. Y no es tan loco creer en esto. Volviendo al concepto del experimento ERP no es tan alocado pensar que todo surge del Big Bang. En definitiva todos estamos ligados con todos, ya que todos surgimos de una misma cosa.

También si lo quieren pensar en otros términos, las sincronicidades nos llevan al inicio de todo. Sino con un ejemplo simple puede ayudar a comprender mejor:
Pensemos como conocimos a un amigo o una novia! Ese encuentro se dio porque en algún momento compartiste algún lugar o situación con esta persona. Y en definitiva ese encuentro se dio gracias a que estabas en ese mismo país en ese mismo lugar en ese mismo momento. El estar en ese país, en tu país, seguramente fue una elección de tus padres, que decidieron vivir su vida en Argentina, por ejemplo, y mas precisamente en Buenos Aires. Entonces la responsabilidad de haberte conocido con este amigo o tu novia, ya está influenciada por decisiones de tus padres y de sus padres, que a su vez se conocieron de una determinada manera, que también esta influenciada por sus padres es decir tus abuelos. Sin ir mas lejos estamos acá en el mundo involuntariamente, ya que fuimos creados de amor de nuestros padres sin tener mucha influencia en esto.
Y si vamos para atrás, si nos ponemos a rebobinar porque van sucediendo las cosas, llegamos a la edad media, a la época de guerras, al hombre en a caverna, al Big Bang. De este razonamiento es lógico pensar que todo se relaciona con todo, que todo es una sincronicidad. Todos los caminos conducen a Roma. Todos los caminos conducen al Big Bang.

Y volviendo a la pregunta de porque ocurre o que nos intenta decir una sincronicidad, creo que es simplemente lo que es, la vida misma. Me dediqué un tiempo a buscar una respuesta mas profunda, mas llena de significado, pero siempre vuelvo al inicio, de que ocurre porque si, porque la vida así lo dispuso, o porque nuestras decisiones nos llevaron a que esto ocurra! Si en definitiva somos los dueños de nuestra vida, por ende de nuestras decisiones!!!  Por todo esto, pienso que las sincronicidades son pistas que guían nuestros comportamientos y nos señalan la dirección que debemos dar a nuestra vida.

De lo que sí estoy convencido, y Deepak Chopra, habla en algunos de sus libros, es que las sincronicidades ocurren cuando uno está más conectado con la naturaleza esencial de las cosas. Y algunos ejemplos bastan para entender que la naturaleza esta repleta de sincronicidades o de hechos que ocurren sincrónicamente.
Por ejemplo, miren si tienen la posibilidad, sino busquen algún video en Internet, sobre los cardúmenes de peces. Todos los peces se mueven en un mismo sentido, ninguno se choca con otro, no hay un líder y parece que hay una fuerza invisible (una sincronicidad) que hace que sepan lo que tienen que hacer. Van a ver (ya lo hice) que todos los peces giran en el mismo momento, hacia el mismo lado, en una manera completamente uniforme, parece esos bailes acuáticos, que requieren meses de ensayo, donde todos los movimientos son iguales y armónicos, pero la gran diferencia es que los peces no lo ensayan, lo hacen porque si, lo presienten, están conectados.
Lo mismo ocurre con las bandadas de pájaros y cientos de ejemplos mas.
Chopra denomina a este fenómeno comunicación no circunscrita.
Este tipo de comunicación es la que hace que una sincronicidad ocurra y no tenga mucha explicación. Dice también que este tipo de comunicación es independiente,  absoluta e inmediata! De alguna manera nace de lo mas íntimo de nuestro espíritu!

Otro ejemplo de la sincronicidad, no circunscrita, la podemos ver en el hombre.
Nosotros somos seres de intención. Por ejemplo, yo tengo la intención de salir a correr para estar mas en forma y adelgazar unos kilos. Conscientemente tengo la intención y la ejecuto. Pero para que esto suceda, deben ocurrir innumerables acciones no controladas por nosotros, como por ejemplo, la aceleración del ritmo cardíaco, que permite mayor oxigenación, la liberación de ciertas glándulas que proveen glucosa al cuerpo, señales por doquier que van al cerebro y permiten que movamos, piernas, brazos, etc. y otras tantas miles de funciones, que como bien decía, no controlamos pero ocurren y permiten que nuestra intención de correr se haga real.
Estas acciones no circunscritas son un ejemplo de sincronicidades. Simplemente palpamos el resultado final (en este caso poder correr) sin considerar las innumerables acciones que deben ocurrir (y como decía antes, no controlamos) para que esto suceda.

Lo mismo ocurre en otro nivel. Cuando veníamos pensando en alguien y de repente nos llama, o cuando nos encontramos con alguien que no veíamos hace tiempo, y habíamos pensado en el, y muchos otros ejemplos, mucha veces lo atribuimos a una mera coincidencia, pero les aseguro que si ahondamos un poco en el episodio, encontraremos un sin fin de sincronicidades (“cosas” que no controlamos) que permitieron que eso que creíamos una coincidencia ocurra. A esto lo llamo sincronicidad.

Por eso es importante estar conectados con la naturaleza para poder percibir las sincronicidades y en ellas, los mensajes que el universo nos tiene preparados, que lo único que pretenden es hacer de nuestra vida una aventura mas entretenida.

No nos olvidemos que pertenecemos a un mundo donde todo está conectado con todo, y dentro de estas conexiones estamos nosotros.
El giro de la tierra trae consigo una nueva estación, que genera, un cambio de clima, si es primavera, florecen las plantas, cambian las mareas, las aves migran, crecen los frutos de los árboles, etc.
Es decir, un simple giro de la tierra, genera innumerables efectos en los seres que habitan el mundo, todas en una perfecta armonía, sincronicidad. Y dentro de todo este perfecto engranaje, estamos nosotros, que también somos parte. Entonces lo que me pregunto y les pregunto es: y nosotros que con todo esto???

Les repito esta última pregunta para que pensemos! Y NOSOTROS QUE???

Cabo Polonio 2011. Viaje en bici guiado por la intuición y las sincronicidades


Benja.-
31.05.12