28 ago. 2010

¿Quién va a creer esta historia?

“¡No! No quiero saber señor, yo sólo sigo las reglas.”


Con esa respuesta lapidaria me corrió la cara Jenny, la muchacha de rasgos orientales tras el mostrador de Continental Airlines en el aeropuerto de Anchorage, Alaska aquella noche, 23 de Agosto, 2010.

Hace tiempo que una respuesta no me marcaba tanto. Fue un golpe seco a todas mis ilusiones, un “baldazo de agua fría”, el colapso de un estado de bienestar interior en el que había logrado entrar con mucho esfuerzo en los últimos días luego de la gloriosa llegada al bus. A Jenny no la culpo para nada, ella nada mas quiere hacer su trabajo de acatar reglas. Ella no podía tener idea de quién era yo, ni de que estaba en juego para mi, al momento en que aleatoriamente me tocó lidiar con su servicio entre un montón de otras posibilidades. Imaginate cuánta ira te puede brotar súbitamente si en el aeropuerto, camino a otro continente, camino a un mundo nuevo, a una aventura, la empleada de la aerolínea te dice que no vas a poder viajar. Que la culpa no es tuya, ni de ella. Que el problema no es con vos, sino con tu pasaporte, una libretita azul con hojitas que estás cargando hace cinco años. Que existen reglas para que ese pasaporte pueda moverse de un lugar a otro, y que en este caso, te perjudican. Jenny no podía verme como a una persona, no podía interesarse en mí ni en problema, Jenny NO QUERÍA SABER. Eso fue lo que más me asustó de su respuesta y por eso decidí escribir esta nota. Para todo aquel que SÍ QUIERA SABER. Saber qué filosofías, ideologías y cosmovisiones del mundo se esconden tras una regla. Saber cuál es la forma de vida que nos propone este mundo en que vivimos. Saber cómo llegué a Europa si mi pasaporte no cumplía las reglas.

Para que puedas saber, vos pequeño ser curioso que continuaste leyendo, te voy a tener que dar un montón de datos que explican los hechos de esta historia. Porque acordate que a diferencia de Jenny, vos elegiste saber, y eso, implica recorrer un camino más largo que de Alaska a Ámsterdam.

Mi pasaporte argentino fue emitido el 28 de Junio de 2005, como en el Mercosur se expiden por cinco años, el vencimiento tenía fecha 27 de Junio de 2010. No importa porqué motivos, pero aún sabiendo que iba a viajar por el mundo hace tres años, no lo renové antes de salir de Buenos Aires, es decir en Junio del 2009. Cuando ingresé a los Estados Unidos el 14 de Mayo de este año, me quedaba algo más de un mes y medio de vigencia entonces. Por alguna razón que desconozco y que llamo “suerte”, el oficial de inmigraciones no se interesó por mirar esa información, así, cuando selló mi entrada al país me habilitó con una visa de seis meses, exactamente hasta el 15 de Noviembre, 2010. Eso fue un gran alivio, dado que me garantizaba el tiempo necesario para poder llegar a Alaska sin tener que usar el pasaporte, o tiempo para ir al consulado argentino para que me asistieran. Eso mismo hice en Miami pocos días después del ingreso y me encontré con una extraña respuesta en el consulado: no podían renovar mi pasaporte porque yo no estoy residiendo en USA, sino de vacaciones, que lo máximo que podía hacer ese “compatriota” por mi era extender la vigencia del pasaporte hasta hacerla coincidir con la fecha que me dio el oficial estadounidense, 15 de Noviembre de 2010, para evitar que me deportaran en caso que algún ente del gobierno lo viera. Te estarás preguntando porqué mi pasaporte estaba inhabilitado para viajar a Europa el 23 de Agosto desde Anchorage, si la vigencia del mismo ahora era hasta el 15 de Noviembre. Es simple. Por 7 días. La regla de la Unión Europea para que los que portamos pasaporte del Mercosur podamos ingresar dice que nos hace falta como mínimo que esté vigente hasta 90 días luego del día de nuestro ingreso. No importa si tu pasaje tiene ida y vuelta antes de vencerse tu pasaporte. Sólo importa que del 23 de Agosto al 15 de Noviembre haya 83 días. Ahora gracias a Jenny, lo sé. Los que no me conocen se preguntarán por qué no revisé los requisitos antes de sacar el pasaje, los que si me conocen saben perfectamente por qué: por mi forma de ser, autista, marciano, distraído, colgado, para ellos, “enfocado en otras cosas” para mí. Cuando yo saco un pasaje como ese, lo último que pienso es en esa libretita azul que a los policías tanto les interesa. Prefiero, o mejor dicho, me nace, pensar en lo que me espera en ese nuevo mundo, las aventuras que voy a vivir, las cosas que voy a aprender, la cultura que voy a incorporar, las historias que le voy a llevar a mis queridos cuando vuelva. No es que no sea importante, o yo no tenga tiempo de pensar en lo otro, no se me ocurre.

A pesar del terrible panorama, gracias a la experiencia acerca de lo posible aprendida a lo largo de este viaje, no me desanimé. Le pregunté a Jenny en qué me podía ayudar dado que bajo ningún concepto desistiría de viajar. Ella me arregló el vuelo de forma tal que una de mis paradas intermedias, la del aeropuerto de Newark, New Jersey, fuera de dos días, para que contara con plazo suficiente para ir hasta la embajada en New York y pedir que me extendieran el pasaporte, nuevamente. Para llegar de Anchorage a New Jersey, tenía que atravesar un vuelo a Houston de 9 horas, una espera de 5 horas más el vuelo a Newark de otras 4 horas. Antes de salir de Anchorage pude mandar un mail a mi familia contando mi situación para ver si me podían ayudar con la Embajada Argentina, para que esta vez no fuesen tan amarretes como en Miami. A la llegada a Newark quise conectarme a internet para ver si había tenido una respuesta de mi familia y la embajada, pero curiosamente no hay acceso en ningún lado salvo en los salones vip de las aerolíneas. Esa fue la gota que rebalsó el vaso. Veía extremadamente remota la posibilidad de transportarme de Newark a New York, ir a la embajada, sin garantías de que me extenderían la vigencia, sin ningún conocido en una de las tres ciudades más grandes del mundo con sus casi 20 millones de habitantes. Tomé la decisión que barajé durante todo el camino a Newark, extenderme yo mismo la vigencia con una birome. A decir verdad no era una tarea “difícil” por muchos motivos, primero porque estaban ya escritas con birome las fechas por el consulado argentino, segundo porque yo me sentía perfectamente en regla y habilitado para viajar y por último por qué sabía estar capacitado para hacerlo, gracias a que tuve un gran amigo y maestro en la adolescencia que me enseñó a falsificar firmas y eludir controles. Martin Villanueva se llama, un experto para copiar la firma de mi Madre, Padre y la de los Padres del resto de mis compañeros de clase durante toda la secundaria. Me acordé de la técnica que él utilizaba. Simplemente miraba la firma unos instantes, la estudiaba, entendía su trazo, el recorrido de la birome, la internalizaba en su mente y decía “listo” y de un solo impulso la reproducía sobre el documento que lo requiriera. ¡Como se podrán imaginar, al día de hoy Martin es un exitoso abogado!

Para poder viajar lo único que necesitaba era que ese 1 que formaba parte del 15 de Noviembre, fuera un 2, para que formara parte del 25 de Noviembre y contar con los benditos 90 días tan importantes para la Unión Europea. Practiqué primero sobre una hoja aparte y cuando estuve listo lo hice. No vayan a pensar que opté por una técnica sofisticada ni mucho menos. Todo lo contrario, opté por remarcar todos los números en cuestión, enérgicamente para que tanta torpeza e impunidad simulara legalidad. Como para que el ente de control al ver algo tan burdo, descarado, no se le ocurriera pensar en la falsificación, por el poco disimulo con que todo estaba escrito. Esta nota la escribo desde Utrecht, Holanda, lo que significa que el que miró mi pasaporte, compró la jugada.

Acá como podrán ver les dejo dos imágenes, la de la hoja en blanco en la que practiqué la transformación de los 1 en 2 y la de mi pasaporte modificado.



(practiqué en el reverso de uno de los boarding pass)

(El pasaporte con la vigencia retocada, como me enseño el gran Martin)

 
Ahora podría decir que gracias a Jenny, pude preguntarme muchas cosas que me llevaron a una reflexión, una nueva mirada de nuestro mundo, de sus reglas, cosas que me llevaron a querer SABER. De esa reflexión surge esta entrada al blog, y los invito a ustedes a que reflexionen conmigo acerca de lo que está pasando, para que nos ayudemos entre todos a entender, dada la magnitud del asunto.

Cuando me di cuenta que podía manipular el pasaporte yo mismo, supe que la decisión no pasaba por la habilidad para hacerlo ni su dificultad, sino que pasaba por jugármela. Yo no tenía (ni tengo) idea del “riesgo” al cual me expuse sobrescribiendo el pasaporte. No sé si en caso de ser descubierto podía ir preso, o ser deportado, o inhabilitado por muchos años para viajar, o si simplemente me dirían que no podían admitir un documento tan dudoso (con la mejor onda). Tampoco sé si corro un riesgo por escribir esta nota, porque tampoco me interesa. Porque me la estoy jugando. Jugársela para mí no es apostar en grande, no es la ilusión de lo menos probable, no es la posibilidad de ganar o perder, ni duplicar o retroceder. Jugársela a mi entender, es que no te importe el resultado de tu apuesta. Así me hubiesen deportado, humillado, prohibido o inhabilitado, no me importaba en absoluto, porque yo no pensaba ir en contra de los derechos del ser humano que soy. No me importa lo que me digan, ni con qué me amenacen, nunca voy a dejar de lado mi derecho de ser en este mundo, lo que quiero ser. Y ojalá ustedes tampoco. ¿O acaso una golondrina tiene más derecho a emigrar que nosotros? ¿Y la ballena azul que hace la migración más larga de la tierra? ¿Le vamos a pedir pasaporte a los caribús, elefantes y grullas de ahora en más? ¿Se lo van a empezar a pedir entre ellos los animales? No, sólo nosotros somos capaces de tanta mentira.

Tal vez alguno leyendo esta nota se le ocurra pensar que lo hice porque me siento “inteligente, pillo, vivo, astuto”. Que siento todo eso porque soy Argentino, y nacemos con esa capacidad de corromper impunemente sin ser descubiertos, esa “viveza criolla” que le llamamos. Algún otro pensara que espero que tomen partido por mi decisión a favor o en contra diciendo que soy un “fenómeno, ídolo, maestro” o más bien un “estúpido, inconsciente y loco”. Nada más lejos de la realidad. Les aclaro que lo hice porque sentí como Argentino que era mi deber saberme igual al resto. Igual al europeo que llegó, se quedó y seguirá llegando a mi país. Europeos como mis abuelos, Bruno y Corina, que encontraron una nueva oportunidad para habitar la tierra en nuestro mundo sudamericano, luego de la Segunda Guerra Mundial. Para sentirme igual que el estadounidense que entra a mi país sin visa y sin que lo traten como a un delincuente pidiéndole pruebas de que no piensa quedarse. Lo hice para reconocerme humano.

Si la nota terminara aquí podrías saber mis motivos, pero te perderías lo más importante de mi reflexión: el estudio que hice del caso y mi conclusión. Esta es la hipótesis del trabajo de campo que voy a desarrollar: ¿Es discriminatorio y racista el actual sistema de documentación para viajes internacionales? ¿Es justo? ¿Guarda alguna coherencia?

Los invito a analizar los hechos con los que me encontré en estos primeros días de research y a que sean ustedes mismos los que respondan a las preguntas. De esa manera, tal vez puedan aportarme a ampliar mi visión parcializada de la realidad, a comprenderla y quizás quién te dice en una de esas, aceptarla por la lógica incuestionable que encierra.

Lo primero que hice, fue estudiar la historia de los pasaportes. Di a parar en internet con este artículo que en forma muy breve y concisa nos cuenta la historia:

Aquí el escrito entero:

http://www.atlas.org.ar/historia/ebeling.asp

El primer párrafo de la nota es bastante elocuente

“Uno de los logros más estupendos del liberalismo clásico decimonónico fue el derecho a la libertad de movimiento. El derecho a abandonar libremente el país de origen requería del derecho a establecerse libremente en el país de elección. Así, en combinación con el derecho a la emigración estaba el de inmigración. Durante el mismo período, entre 1840 y 1914, unos 34 millones de europeos se establecieron en los Estados Unidos de Norteamérica; 6,4 millones fueron a Argentina; 5,2 se mudaron a Canadá; 4,4 a Brasil; 2,9 hicieron de Australia su nuevo hogar; 1,6 millones fueron a las Indias Occidentales; 860.000 eligieron vivir en Cuba; 852.000 viajaron a Sudáfrica, 713.000 se decidieron por Uruguay y 594.000 por Nueva Zelanda…”

El artículo concluye finalmente:

“La gran divisoria de aguas en el reestablecimiento de los regímenes de pasaportes entre los países más importantes de Europa y Norteamérica fue, sin embargo, la Primer Guerra Mundial bajo la declaración de "emergencia nacional". En el entorno político y económico nacionalista que en 1918 siguió a la guerra, los controles de pasaporte se convirtieron en una característica institucionalizada de los viajes internacionales, con los gobiernos reafirmando el derecho a controlar la entrada y salida de los territorios nacionales bajo su control.
A medida que el Estado creció en poder y autoridad sobre la vida económica y social en el siglo 20, concluye Torpey, los gobiernos han usado los documentos nacionales, incluyendo los pasaportes, como un instrumento legal para "abrazar" a los individuos bajo su control y excluir a otros. Los pasaportes se han convertido en una técnica crucial para "nacionalizar" a sus ciudadanos. Hasta que los hombres, en sus vidas económica y social, sean desnacionalizados nuevamente, los controles de pasaportes seguirán siendo el modo del gobierno para controlar los movimientos y actividades de la gente alrededor del mundo”.


Luego me pregunté por las vigencias de los pasaportes. Es importante que sepan de antemano que no pude revisar la información de todos los países del mundo, con lo cual me limité a elegir casos ejemplares de los distintos continentes o bloques de países. La Unión Europea, Sudáfrica, Israel, Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, China y Canadá, dan a sus habitantes diez años de vigencia de pasaporte pasados los 20 años de edad del solicitante. Mercosur nos da cinco, Centro América también aunque México está buscando extender sus vigencias a diez años. El resto de África y Asia, por lo general también otorga vigencias de 5 años. ¿Cuál es el justificativo de estos plazos? ¿Tiene derecho el gobierno argentino a obligarme a que mis viajes al exterior sean menores a cinco años? ¿Si es una medida para recaudar más, porqué no ponen tarifas más caras para que podamos acceder a pasaportes de más duración? ¿Hay algún abogado que lea al blog y nos diga cómo podemos cambiar estos plazos para ser como el “primer mundo”?

La gran parte de la información de visas entre los distintos países la tomé de esta página:

http://projectvisa.com/

Por último me dediqué a chequear el asuntito de las visas. Todos sabemos que la visa como herramienta de exclusión de inmigrantes pasó a ajustarse abruptamente en el mundo luego de Septiembre 11. El concepto de la visa, varía mucho según el país solicitante. En la mayoría de los países de Europa del Este, África, Asia y Caribe existe el sistema de visa, entendido como un impuesto el cual cualquiera que lo pague, ingresa al país sin importar su origen. La visa a la cual hay que aplicar pudiendo ser aceptada o rechazada según la persona que nos atienda detrás del mostrador ese día y habiendo ya pagado la suma necesaria solamente para la entrevista, existe en Canadá, Estados Unidos, La Unión Europea y Australia. Cuando revisé en detalle a quiénes pedían visa estas potencias mundiales me encontré con un montón de datos curiosos. Por ejemplo, a Estados Unidos del Mercosur sólo le pide visa Bolivia, entendida como un impuesto recíproco. A Colombia, todos los países le piden visa, excepto unos pocos del Mercosur como Argentina y Brasil, Andorra en Europa y unos pocos más en el resto de los continentes. Aquí necesariamente tengo que hacer una pausa para preguntarme:

¿Qué sabe un político de Estados Unidos o Europa que jamás pisó la calle acerca del pueblo colombiano? ¿Sabe acaso que a los colombianos lo que más les gusta en esta vida es bailar y pasarla bien? ¿Sabe que las mujeres colombianas sólo quieren enamorarse y ser queridas? ¿Sabe que la gente de todo estrato, cleros y colores se junta a bailar de alegría en las calles en el carnaval de Barranquilla? Seguro que al igual que Jenny, ellos no quieren saber. Le venden al mundo la historia de 20 narcotraficantes, de una guerrilla que está en medio de la selva que ocupa menos espacio que las bases de Estados Unidos mientras el Estado y Paramiliatres matan civiles que cuentan como "enemigos guerrilleros" para justificar el subsidio millonario que recibe de Estados Unidos hace años. El pueblo mientras tanto es peligroso, porque se hicieron billonarios vendiendo drogas de contrabando a Estados Unidos, que pobres gringuitos, nadie las compraba ahí adentro para venderlas, los narcos las regalaban seguramente. Sin dudas, Colombia, es el país más discriminado de América, y no sé si del mundo.

Entre las potencias, no se requieren visas, “entre fantasmas no se pisan las sábanas”. Hay muchos colmos también en esto de las visas, el más grande me pareció el de Inglaterra, que le pide visa a países como Sudáfrica e India, ¡Países que los ingleses ocuparon durante siglos!
También está el caso de Holanda, que a pesar de tener a Máxima, una Argentina como "Princesa" al igual que todo el resto de Europa, no le da la visa a las parejas mixtas de holandeses con conyugues de países "indeseables" como los nuestros. Nos quedaron deudas de averiguar acerca de muchos de los países en guerra en África, Asia y Medio Oriente ya que no brindan una información precisa al respecto dados sus diversos conflictos. Pero lo más espeluznante de todo lo que encontré fue este dato. Cuando revisé el caso de China me encontré con una norma que habilitaba a todo el mundo a ingresar a una ciudad llamada Shenzhen, excepto a los estadounidenses. ¿Una norma que discrimina a la gran potencia únicamente? ¿Porqué? ¿Qué hay en la ciudad de Shenzhen que justifique esta medida arbitraria? La respuesta la encontré en el primer click en google cuando me mandó a leer esta nota (es de la página oficial de una banda de música que aprecio mucho, Ska-p):

http://ska-p.com/content/el-lado-oscuro-de-mc-donalds-y-otras-grandes-empresas-0

Con toda esta información recabada, tal vez ahora podamos responder aunque más no sea en principio, las respuestas a las hipótesis que guiaron la investigación. Es importante como les dije, que cualquiera que cuente con más información que enriquezca o cambie la respuesta que yo les voy a dejar a mis preguntas la mande sin dudarlo un segundo. Necesitamos de su contra argumentación para saber, acá lo que importa es la verdad, no “tener razón”.

Mi conclusión del caso es que efectivamente las actuales reglas de documentación para migraciones entre países encierran una ideología discriminatoria y racista. Que no guardan ninguna coherencia, que carecen de sentido y que no tienen justificativo alguno. Piensen que solamente hace 100 años empezamos a usar este documento en toda la historia de la civilización humana. ¿Por qué no podemos vivir sin libre migración sin crear el caos y el colapso del mundo de repente? Paradójicamente las primeras restricciones empezaron luego de la “Primera Guerra Mundial” una guerra que no involucró a ninguno de los países que hoy somos discriminados para entrar en los países que sí participaron. Que yo sepa sucedió en las potencias, es decir que los “peligrosos”, “las amenazas mundiales, los terroristas” fueron los mismos que hoy pueden moverse libremente por todo el mundo. El tema de las visas, vaya coincidencia, se hizo imposible de parar luego del dudoso atentado a la torres, y quiénes recibimos las restricciones, todos menos los que hoy invaden Irak y hacen la guerra. Los que tienen más bombas y armas de destrucción masiva que todo el resto del mundo junto. ¿Para qué hay que restringir el derecho del ser humano a moverse libremente dentro del mundo del que forma parte? ¿Para que no colapse el sistema? ¿Qué valor y utilidad tiene un sistema mundial que para sostenerse necesita restringir nuestro principal derecho a recorrer los países? ¿Porqué ahora resulta un absurdo abrir la inmigración? ¿Para que no le hagamos a Europa lo que ellos nos hicieron a nosotros hace 100 años? ¿Eso es un orden justo e igual para todos? ¿Para que no nos quedemos a vivir en otro país como hicieron y al día de hoy todavía hacen ellos? ¿Qué derecho tiene un país a decirte cuánto tiempo podes permanecer en él? ¿No somos libres para improvisar en nuestros viajes? ¿Por qué tengo que demostrar que tengo plata para gastar, alojamiento e invitación cuando llego a Europa? ¿No hay lugar para que me provea la suerte como en todo este viaje? ¿No puedo recibir la milagrosa ayuda de almas caritativas como durante todo este año? La “mano invisible del mercado”, nos la enterraron en el culo.

Personalmente me queda la imagen del aeropuerto estadounidense grabada en la cabeza. Es lo más parecido a la Cuba de Fidel que vi en el mundo fuera de Cuba. Nada es de nadie, nadie tiene derechos, la policía puede revisar todo lo que crea que haga falta, anuncian por los parlantes que si alguien desconfia de una valija se la pueden llevar y destruír, hay una paranoia interminable en el ambiente. ¿Tanto se preocupan por nuestra “seguridad”? Si tanto les preocupa ¿Por qué no someten a la misma cantidad de controles a las empresas de comida chatarra que envenenan al pueblo? ¿Sólo por los aeropuertos pueden atacar los "malos"? A veces los seres humanos podemos ser un poco ingenuos, creemos de verdad que los sucios políticos pueden llegar a hacer algo por el “bien común” y por “nuestra seguridad”, y que si aumentan los controles a nosotros las personas, estamos bien encaminados. ¿Cada cuánto se plantea aumentar los controles a los políticos? ¡Subversivo, Comunista!

Antes de ser Mariano Voltan, antes de ser Argentino soy un ser humano. No hay que tener nacionalidad para que te duelan las injusticias. No hay que tener una nacionalidad para tener derecho a ser feliz. No hay que tener una nacionalidad para desenmascarar la mentira. No quiero dejarle a las próximas generaciones un mundo donde (algunos) pasaportes pueden viajar pero las personas no. Por eso te vuelvo a preguntar, ¿Quién va a creer esta historia? Esta historia de discriminación, esta historia de injusticia y racismo. ¿Quién va creer que tenemos tecnología para llegar a la luna pero no para conocer el mundo y sus maravillas? ¿Quién va a creer que necesitamos una libreta para ser libres? ¿Quién va a creer que los políticos forman parte del juego? ¿Que hacen colas para renovar el pasaporte y para subir al avión? ¿Que aplican para una visa? Yo entendí mal, yo pensaba que ellos eran “nuestros representantes”, empleados nuestros que manifiestan nuestra voluntad. Nos quieren correr el foco, quieren que pensemos que “el peligro, el terrorismo” viene de las personas y no de los gobiernos que mandan esos soldados a matar. Nos quieren hacer creer que perder nuestros derechos es por nuestra “seguridad”. Nos quieren hacer creer que un país entero de seres humanos puede tener la entrada prohibida al otro, por las dudas de que seamos malos, porque no hay manera de comprobarlo. ¿Qué pasó con el beneficio de la duda? ¿Inocente hasta que se demuestre lo contrario era? Dejamos que nos robaran ese beneficio de que si no hay pruebas somos libres e inocentes. Dejamos que la inmundicia del mundo nos robara el derecho a ser humanos. No voy a creer esta historia, ni ahora ni nunca. Ojalá vos tampoco.

Para cerrar con el asunto les dejo dos videos imperdibles acerca de la discriminación y el racismo.

El primero es un video de un discurso de un soldado Estado Unidense luego de volver de la guerra de Irak. Emocionante hasta las lágrimas. Arrranca su discurso diciendo:

“Intenté con esfuerzo sentir orgullo por mi servicio, pero sólo pude sentir vergüenza…”




El segundo video es una canción de alguien que ya dejó su opinión acerca de la discriminación, sus palabras siguen vigentes hasta hoy, hay que estar atentos a la letra. ¡Gracias Selassie y gracias Bob!







Con amor al ser humano,



Mariano Voltan

16 comentarios:

  1. Anónimo28/8/10

    Hay Tanita! voy a hablar con Martin Villanueva para ver que me perdí de tu adolescencia.
    Bueno, si hubieras prestado atención a las barreras que solo se abrian con la cancion mágica de " e le peti tibau, tibau, tibau" hubieras comprendido que estaba enseñandote lo que era un PASAPORTE.
    Tinker

    ResponderEliminar
  2. Anónimo28/8/10

    tinker, como siempre, duenio de la verdad absoluta, gran profeta y maestro.
    TINKER PRESIDENTE
    saludos

    ResponderEliminar
  3. No me importa lo q digan yo no viajo en limusina,
    yo no aspiro cocaína mucho menos aspirina.

    Yo viajo por el mundo, vengo de la argentina, un país muy arrasante, preguntale a mi familia.

    Sino te gusta lo que hago, no me mires retardado,
    metete en tus cosas, fuking amargado.
    Te pesnas que sos un dios que mira anestesiado, metete la visa en el culo, tú mundo alado.

    Yo viajo por donde quiero, soy un simple pasajero
    y sin pedir permiso me meto en tu agujero.
    Preocupate por tus cosas, mundo idealizado, con mi sueño no te metas, puto encabronado.

    Te pensas que tenes poder, por hacerme firmar un papel,
    soy un pibe de barrio, auqne no lo puedas creer
    Nacido en don Torcuato, ya hace un largo rato, las leyes las conozco, auqnue de ellas me aparto.

    Te venis a hacer el culto, y no sabes dnd esta mi país,
    no sabes si estoy en asia, africa o madrid
    Se te subió la fama a la cabeza, ya vas a caer, cuando menos te la esperes, te la van a poner.

    Te la jugas de careta, y sos amigo de la yeta, de esos que se hacen los piolas xq andan con la metra
    De elegante te la das, aunq tomaste tetra, esa historia la ocultas, porq te da vergüenza

    Por ultimo te digo, no te hagas el batichico, superhéroes ya no existen, vos que te haces el rico
    No te olvides lo que te digo, yo no soy un resentido, solo te bato la posta, para que estes bien advertido.

    Benja Pastrana

    ResponderEliminar
  4. Anónimo28/8/10

    No quiero tener problemas con tus padres Tana pero sinceramente me alegro que te haya servido para sobrellevar semejante mal trago. Sea para irnos temprano del colegio, boletines no del todo aceptables, notas con cualquier finalidad, o bien una libreta que te diga si podes o no viajar, creo que en el fondo son todas cuestiones mas que justificadas.
    Te mando un abrazo gde,
    MV

    ResponderEliminar
  5. Anónimo28/8/10

    tanita. me gustó tu tesis sobre los pasaportes y visas. gracias por la investigación. éxitos en el viejo continente!

    ResponderEliminar
  6. Anonimo del comentario #2 te cuento que este blog no fue creado para lanzar la candidatura presidencial de Tinker, aunque bien todos podriamos votarlo.
    Tapete, gracias a vos por tus conocimientos, pensá si mi Vieja hubiese sabido me decia "no quiero que te juntes con malas influencias" y me salvaste la vida!!!

    ResponderEliminar
  7. TANIII SOS LO MASSSS NOI PODIA PARAR DE REIRME...QUE GRANDE MV!! TE ADORO !! BESOS Y LO BANCO A MORIR A DIKTERRRRRRRRRRRRRRRRRRR

    ResponderEliminar
  8. Anónimo29/8/10

    Recuerdo haber escuchado un video hace poco, donde un pelado ex rubio decia...si te dicen que no se puede, o que no lo vas a lograr...yo se que es mentira...
    A propósito ...ahora caigo por que no me contestaste la parte del mail referida al color de los nietos...
    Hoy jugamos contra Hindú y deje de ser el papa de la Lancha...ahhhh Vos sos el viejo de Tana el compañero de ruta de Benja...lo dijeron varios "paisanos"
    Abrazo
    Tinker
    Si llegaste al magic Bus...todo es posible

    ResponderEliminar
  9. ja tinker querido, de alguna manera tb sos mi padre. Ya a esta altura nose pa donde ir cuando vuelva a baires, si para belgrano o pa torcuato, ya somos familia y brindo por eso!
    Un abrazo grande.
    Tu hijo postizo!

    ResponderEliminar
  10. Anónimo30/8/10

    Benja, gracias! pero no quiero desalentarte, pero despues de lo del sábado...no tomamos PAISAS en Sucre 3610, eso si si pasas antes por Virrey del Pino 3456 y llenás la solicitud con una foto 4x4...ahi, si, venite tranquilo para casa que serás muy bien recibido.
    Ojo, toma nota que a lso dos CUBANITOS...ya los rajamos, asi que va en serio.
    Un abrazo
    Tinker

    ResponderEliminar
  11. Anónimo30/8/10

    Tana, incrieble, lo mejor es que hayas buscado info.
    Que buen profesor de facultad serias, la puta madre.

    abrazo
    Lanchita Vicius

    ResponderEliminar
  12. Anónimo6/3/11

    Recien lei tu blog y me parecio interesante, no crea aca tambien en mi pais muchas veces a tanta traba y legalidad se le da vuelta con remachar en una hoja unos cuantos numeros .....o letras ...yo tambien lo he vivido.

    ResponderEliminar
  13. Y cual seria ese pais de tu ultimo comentario??
    Lo increible a mi entender, es que esa sea la concepción que rige al mundo, no que yo la haya cambiado facilmente

    ResponderEliminar
  14. Este post... me hizo llorar... tuvo sus partes divertidas, pero el tema en general es algo que me toca hasta los tuétanos, estudié derecho, estoy haciendo una maestría en Derecho Internacional Público, donde en cada sesión de clases se debe hablar sobre Derechos Humanos... y estoy al borde de observar que los benditos derechos humanos estén escritos en un fucking tratado internacional que ha sido pisoteado por las potencias del mundo cuando les apetece.. Y más me desespero sabiendo que EEUU es miembro permanente de la ONU, siendo que son ellos la peor amenaza que existe sobre este mundo..No quiero generalizar, tengo muchos hermanos nortemaericanos que son calidad de gente, pero es su gobierno, sus políticos los que constituyen una amenaza. El tema de los pasaportes y las visas es un aspecto más de todo ese desastre de exclusión y discriminación. Soy venezolana, afortunadamente es una de las pocas nacionalidades en latinonamerica que tiene acceso libre a casi todos los países del mundo, menos australia, usa y corea del norte. (hay más pero no recuerdo) Y no encuentro otro motivo para esta fortuna que no sea: el fucking petróleo que no sé si ha sido una bendición o una maldición para nuestra pueblo. Lationamerica ha sido siempre una parte del continente americano rico en recursos naturales, con tierras fértiles, hermosos paises y gente hermosa por dentro y fuera.. hemos sido explotados, discriminados, rechazados, juzgados... y todo lo que hemos hecho es.. regalar nuestros recursos y recibir a los extranjeros con los brazos abiertos.. cuando veo este panorama las lágrimas que salen de impotencia empiezan a correr por toda mi cara, basicamente hemos puesto nuestra otra mejilla, hemos amado al enemigo.. pero bueno sólo Dios sabe por qué estamos cargando con esta cruz. Aquí les dejo una canción que estuve escuchando justamente un día antes de leer esto, está en gallego pero se entiende al pelo:

    http://www.youtube.com/watch?v=3s0ZHyVj0qw

    ResponderEliminar
  15. Gracias por la cancion Priscila, exacta para el caso!!
    Yo diria que lo que te hace llorar no es el post, sino la mentira en que vivimos.

    ResponderEliminar
  16. Los mejores celulares si si son mejores replika telefonlar replica replica mejor
    Podemos decir no nececita comprar algo caro.replika telefon celulares de corea o china replika cep telefonları osea replica celular es bueno.


    Las mejores excursiones con Mahmud guia de estambul disfruta su vacasion con Mahmud y las mejores excursiones en estambul Mahmud es un experto y su servicio es increible,yo estaba buscando estambul tours y busce su numero por internet


    voy a escribir sobre daniel es mi guia de rio de janeiro

    ihtiyacınız olduğunda hızlı ve uygun fiyat trafik sigortası için bizi arayın

    kasko hizmetimi lazım ? kasko

    ResponderEliminar